domingo, 26 de abril de 2009

Esteban Sagra, Esteuan Çagrua

Tras la Reconquista, por parte de los reinos cristianos, de la antigua Hispania, una vez repoblados los territorios conquistados, hubo procedimientos de reparto de tierras a los nuevos pobladores.
Nos ocupa el caso de Murcia.
Fue en tiempos de Alfonso X el Sabio, y, allí, hallamos a un tal Esteban Sagra (Esteuan Çagrua, según la trascripción del códice que se conserva, de 1272).
Iniciándose la conquista de Murcia con la Capitulación de Alcaraz de 1234, en sucesivas -y no exentas de problemás- etapas, se procedió a la distribución de casa y tierras a pobladores cristianos dentro del término jurisdiccional, entre otras, de la Ciudad de Murcia.
Se puede decir que hubo una mayor afluencia a la repoblación de súbditos de la Corona de Aragón.
Para resolver problemas entre distintos ordenamientos y distintas costumbres jurídicas entre los castellanos y los aragoneses, Alfonso X el Sabio resolvió que se aplicase el Fuero de Murcia y las leyes de Castilla.