domingo, 13 de enero de 2019

GINÉS TORRES NAVARRETE Y EL CONDADO; EL HISTORIADOR DE LA VIRGEN DE LA ESTRELLA DE NAVAS DE SAN JUAN


Gabriel CARRASCO HURTADO

Foto: Román

En una breve conversación con la actual Duquesa de Santisteban del Puerto, la Excma. Sra. Doña Victoria Francisca de Medina Conradi, me presente señalando que era de el Condado (de Sanstisteban del Puerto), ella me corrigió: es ducado; cierto señora, conteste. Me viene a la memoria este breve detalle al hilo de este topónimo –El Condado-  que a lo largo de los años he visto que era un localismo intrínseco a nuestra tierra y a mayor abundamiento, y sobre todo, de los pueblos colindantes.
Don Ginés, me consta, gustaba de decir que bajaba al Condado; da igual que fuera a escudriñar los magníficos archivos del Concejo de Santisteban del Puerto o a acudir a la fiesta de la Estrella de Las Navas de San Juan: otro año en la limosna que se daba a las puertas mismas de la Ermita de la Estrella, allá en el Condado legendario… escribe en sus antiguas crónicas para el Diario Jaén.
El que ha sido todo - además de- en su Sabiote natal: en Torreperogil, dondé vivió y en la vecina Úbeda, donde se hizo autoridad también guardó tiempo para alumbrar no pocos trabajos históricos sobre el Condado; no en vano tuvo una estrecha relación de afecto y admiración, que fue reciproca, con Don Joaquín Mercado Egea, Crónista y fuente inagotable historiográfica de Santisteban del Puerto y su Estado desde los años setenta del siglo XX.
Pero su corazoncito lo tenía en aquella imagen diminuta que apareció en los albores de la reconquista en los Calares de La Estrella, hoy en el término municipal de la Villa de Navas de San Juan: en la Virgen de la Estrella.

‘Historia de la aparición, romería y voto de Sabiote a su patrona la Virgen de la Estrella' (1990) de Don Ginés de la Jara Torres Navarrete, es probablemente el ensayo histórico y compendio documental más importante sobre la tradición de la Virgen de la Estrella de Navas de San Juan

Don Gines Torres Navarrete glosó y documentó como el que es dueño de un tesoro perdido, la presencia histórica de Sabiote en la tradición de la Virgen de la Estrella de Las Nabas de Santisteban, cuando la Corporación sabioteña bajaba con bara alta de Justicia a presidir la función de Yglesia que se efectua en una Hermita donde se halla colocada dicha Ymagen…
Por él sabemos que habiendo tomado Las Navas, además de su Prior, el testigo en la jurisdicción de los Callares de la Estrella (donde está la Ermita de la Estrella), Sabiote continuó en su Regalía de hacer su fiesta, atestiguándolo libramientos de partidas en 1813 o en 1832 en las Cuentas de Propios del Concejo de Sabiote
Él mismo llegó a documentar aquel mítico leñador que encontró la imagen de la Estrella: Juan de Sabiote el del Estrella; se trataba de un documento de 1489 que a su vez hacía referencia a otro de 1280, ante Johan Fernández Escibano de la Encomienda Calatrava de Sabiote.
Nos faltaría espacio para tantas y tantas escenas; tantas y tantas crónicas…
En lo personal guardo el recuerdo de su afán por ayudar y facilitar su acervo a quien lo solicitase: nunca olvidaré cuando me dispuse, incauto de mí, a tratar de contactarlo –por primera vez- para platearle algunas cuestiones. A priori pensé que semejante autoridad no tendría tiempo o circunstancia para atender a mi sencilla persona: nada más lejos de la realidad. Sin más presentaciones y sin más grandezas atendió pregunta por pregunta sin límite de tiempo, sin limite de documentación citada –siempre ha mantenido una memoria prodigiosa, además-. He de confesar que no me pillo de imprevisto: los años me han demostrado que la grandeza y la accesibilidad van parejas.
Termino con sus propias palabras, con sus propios afectos:
…/… Y ya, cuando el sol jugaba al esconder por los Cerros de Úbeda, dijimos adiós a la Señora; y dos naveros y un sabioteños cantaban a María; y a María cantaban dos sabioteñas y una navera en un tanto monta, monta tanto…. Contenta estaba Ella.
Tras de las suaves colinas de unas tierras rubias el blanco caserío de Navas de San Juan, tocando el cielo con la punta de los dedos, las piedras pardas de Sabiote y entre ambos, junto al río de aguas rojas, la misma Madre: yo fui romero a la Estrella…

A Ginés de la Jara Torres Navarrete
IN MEMORIAM

viernes, 21 de diciembre de 2018

SANTISTEBEÑOS EN LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA; EL OCTAVO CENTENARIO EN DOCUMENTOS RNE

Gabriel Carrasco Hurtado



Se celebra el octavo centenario del otorgamiento de Estudio General a las escuelas catedralicias de Salamanca por Alfonso IX de León, piedra fundacional de la Universidad de Salamanca. Sucedió en 1.218; en 1.255 el papa Alejandro IV la reconoce por la bula licentia ubique docendi.
Nos viene a la memoria Don Miguel de Unamuno, Fray Luis de león o el jurista Francisco de Vitoria y desde nuestra perspectiva, el viejo Estado de los Santisteban, recordamos a algunos de aquellos insignes habitantes de El Condado que pasaron por las aulas salmantinas:

Diego IV de Benavides y de la Cueva (Santisteban del Puerto, 25 de febrero de 1607-Lima, 19 de marzo de 1666), el Virrey del Peru, estudió en el Colegio Mayor de San Bartolomé (adscrito a la Universidad de Salamanca). En este colegio, en la época, estudiaban hijos de familias nobles y acomodadas. Incluso se llegaban a incoar expedientes de “Limpieza de Sangre”.

Mendo de Benavides y Merino (Santisteban del Puerto, ¿1569? – Murcia, 17 de octubre de 1644), hijo de Diego IV de Benavides y de la Cueva inicio sus estudios de Derecho Canónico en Salamanca. Don Mendo fundó la Iglesia Colegio de Castellar - de Santisteban del Puerto- y fue Obispo a propuesta de Felipe IV (por derecho de patronato).

Juan Pérez de Moya (Santisteban del Puerto, ¿1512? - Granada, noviembre de 1596), el matemático, fue Bachiller en la Universidad de Salamanca donde escribiría su Aritmética dedicada al Príncipe Carlos.

Esteban Gabriel Merino  (Santisteban del Puerto, 1472 - Roma, 28 de julio de 1535) graduado en Artes en Salamanca. Fue Obispo, Arzobispo y Cardenal.

A continuación enlazamos con el podcast de Documentos RNE:




sábado, 15 de diciembre de 2018

Fiestas y Feria de Navas de San Juan en 1935: la Romeria en la II República




Crónica periodística de la Romería de la Virgen de la Estrella de Navas de San Juan en 1935, en el segundo bienio de la II República.
Se trata del diario madrileño ‘Ahora’ en su edición del 4 de mayo de 1.935

_____
Hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España.

UN MÉNDIGO EN LAS NAVAS




Recoge nuestro maestro Don Juan Olivares González en una de sus recopilaciones (1) de “naverismos” una de las palabras o frases de uso común en Las Navas: méndigo, esdrújula; la define en su acepción navera como “persona que no es de fiar”.
Doscientos años antes el Ayuntamiento de Las Navas declara en un Apeo fiscal que tiene un hospital en la calle Real al objeto de, textualmente, “hospedar pobres mendigos” (esta vez acentuada llana).

Las palabras tienen vida propia.

________
(1) Publicada por Pedro Hermosilla Pineda en su pagina personal, http://www.pherpi.com.


sábado, 1 de diciembre de 2018

jueves, 15 de noviembre de 2018

LITERATURA Y METALITERATURA DE LAS NAVAS DE SAN JUAN


Gabriel CARRASCO HURTADO


La literatura es, fundamentalmente, dos acepciones consustanciales: Arte de la expresión verbal y conjunto de las producciones literarias de una nación (o de un pueblo), de una época o de un género.
Existe una literatura navera, incluso en cierto modo una metaliteratura.
Un párrafo del profesor Rodríguez Oquendo resuelve no pocas dudas sobre la literatura que habitamos:
‘Sólo un sentido literario de la existencia puede servirnos de catarsis: recuperar la Arcadia infantil mediante la imaginación, utilizar lo lúdico para olvidar las miserias cotidianas, ver el espectáculo con la lucidez del que se siente ajeno al festejo, ser ligeros y graves al tiempo, crédulos sin creer, ingenuos sin ingenuidad, corteses e indiferentes, sólo fieles a lo esencial, mientras esperamos que la lluvia escampe y salga el sol sobre “el invierno de nuestro descontento”(1)’
________
La ilustración es un screenshots del Anuario Stella, 1988. On line  por Pedro Hermosilla Pineda. Edición de la Antigua y Real Cofradía de María Santísima Ntra. Sra. de la Estrella de Navas de San Juan.
(1) Rodríguez Oquendo, Francisco Juan (1988). Anuario Stella, 33.


lunes, 5 de noviembre de 2018

CASTELLAE, CASTELLA O CASTILLA... SORPRENDE




Sorprende que una marca frontera agreste, fría y despoblada; gobernada por el miembro quizá más alejado de la familia real, como lo fue el flanco oriental del Reino Cristiano Astur en el norte de Burgos -el viejo territorio de los Bardulios-, territorio conocido como Castellae, Castella o Castilla en pocos siglos fuese el germen del poder hegemónico, durante siglos, en la península ibérica, primero, y en el mundo, después.
Tres siglos del Imperio Hispánico es después de Roma el poder global más importante que ha conocido la Historia desde la antigüedad.   

domingo, 4 de noviembre de 2018

LAS NAVAS, CORPORACIÓN LOCAL EN 1819: VA A HACER 200 AÑOS

 Gabriel Carrasco Hurtado


Merece la pena nombrarlos, para recordarlos; sus nombres y sus cargos, preciosas joyas de instituciones de la recién nacida Villa de Las Navas de San Juan.
El que más nos gustó siempre: Síndico Personero del Común…
Don José Lorenzo Molino, Alcalde de primer Boto Presidente; El D.ºr Dn. Tomas Ruiz Tauste, Prior de esta Parroquial, Visitador General de este Obispado, vocal nato de la Junta de repartimiento; El Sor. Diego López Cuchillos, Alcalde ordinario de segundo boto; Juan Cano Burguillos y Juan Paredes, Regidores y Luis León Navarro, Síndico procurador gral y personero de este común de vecinos, personas que componen el Concejo, Justicia…/… falta el infrascripto secretario, al final: Esteban Florencio Alvarez.
_______
Fotografía de Manuel Collado Requena



miércoles, 17 de octubre de 2018

CERRO DE LAS MONJAS… PADRÓN DE VECINOS Y FORASTEROS PROPIETARIOS: PROPIETARIOS DE MANOS MUERTAS DE LAS NAVAS DE SAN JUAN EN 1819

Gabriel CARRASCO HURTADO


276 . . El de las Monjas de las Cadenas de Ubeda.

En la fotografía el antiguo Convento Madre de Dios de “Las Cadenas" (propietario nº 276 de manos muertas en Las Navas en 1819) en la actualidad Ayuntamiento de Úbeda.
Originariamente, Palacio de Don Juan Vázquez de Molina en Úbeda, sobrino de Don Francisco de los Cobos y Secretario de Despacho Universal de Felipe II.

________
Manos muertas: bienes y tierras pertenecientes a Dios, se utilizó principalmente para significar la propiedad eclesiástica.
Las manos muertas eran los bienes de la Iglesia católica y de las órdenes religiosas que estaban bajo la protección de la Monarquía Hispánica. Ni obispos, abades y priores los podían enajenar. Las autoridades eclesiásticas que lo hiciesen podían ser suspendidas a divinis e incluso excomulgadas. Además el que adquiriese dichos bienes los perdía; sólo se podría proceder legalmente contra la persona que se los había comprado o vendido, nunca contra la Iglesia.(1)

(1) CALLAHAN, William J. Iglesia, poder y sociedad en España 1750-1874, Madrid

domingo, 7 de octubre de 2018

EL ESCRITOR Y EL LECTOR EN NAVAS DE SAN JUAN; EL RAYO DE PEDRO MUÑOZ SECA



Cada lectura de un texto es una interpretación única e irrepetible; privativa de un solo lector, en un espacio y un tiempo determinado: de ahí probablemente la soledad…como intimidad.
Y apreciamos, necesariamente, desde esa particularidad íntima la literatura de nuestro privado Macondo: Las Navas.
Gabriel Carrasco Hurtado

Diario ABC, 9 de septiembre de 1990


El rayo, obra de teatro en tres actos, fue escrita por Pedro Muñoz Seca y Juan López Núñez y estrenada en 1917 en el Teatro de la Comedia de Madrid.
Un carromato en el que viaja una compañía teatral dirigida por Asdrúbal Campuzano es destruido por un rayo, mientras se encontraba en ruta nocturna. Los cómicos deben refugiarse en un cortijo cargado de sorpresas. Allí vive Juan Manuel, el hijo del propietario, junto a su esposa Gabriela, pero que ha sido abandonado por el servicio, dada su procacidad con las doncellas. Para evitar males mayores ante la llegada del padre de Juan Manuel, los actores fingen ser sirvientes de la mansión, multiplicándose los equívocos y situaciones cómicas.
El cortijo es una bella casería de Navas de San Juan llamada ‘La Torrecilla’.
En 1936 se rueda una película titulada ‘El Rayo’ basada en la obra. En 2009 este film que se creía perdido se encontró y fue restaurado por la Filmoteca Nacional.

Diario ABC, 6 de octubre de 1917

sábado, 6 de octubre de 2018

Evolución de las estructuras defensivas edificadas en el Cerro de Santa Catalina (Jaén); Actividad organizada por la Universidad de Jaén


Gabriel CARRASCO HURTADO


En el marco de La Noche de Los Investigadores se celebró en el Alcázar Nuevo de Jaén una visita guiada/conferencia a cargo del profesor Juan Carlos Castillo Armenteros.
El profesor Castillo introdujo a los asistentes en los antecedentes de los más lejanos asentamientos del Jaén que hoy conocemos: desde esa enigmática ciudad calcolítica que técnicamente denominamos Marroquíes Bajos hasta el Jaén que quedó tras la invasión napoleónica de principios del S. XIX.

Y todo desde esa perspectiva privilegiada que es Santa Catalina, un lugar ocupado desde la prehistoria. 

"Los trabajos de investigación histórico-arqueológica emprendidas en la ladera Norte y en la cumbre del Cerro de Santa Catalina de Jaén desde 1994 hasta 2004 nos han permitido conocer como las distintas civilizaciones que han ocupado y modelado la ciudad de Jaén, llevan a cabo importante obras edilicias que tenían como objetivo incrementar la capacidad defensiva de la ciudad, especialmente en época Medieval. En esta zona se edificó, aunque con emplazamientos diferentes, las alcazabas donde residieron los gobernadores musulmanes de la población, y con tal fin reforzaron ampliamente las defensas de la zona, con el fin de hacerla inexpugnables. Una situación que se incrementaría tras la conquista de la ciudad en 1246, con la edificación dentro de los antiguos alcázares, de un nuevo Alcázar, que a partir de este momento se transformaría en el lugar más estratégico de la ciudad y en la residencia de las principales autoridades, especialmente en momentos complejos de enfrentamiento sociales o bélicos. Estas estructuras fortificadas perduraron a lo largo de los siglos, siendo continuamente reparadas, consolidadas y reforzadas según las necesidades defensivas de cada formación social. Siendo de especial significación las llevadas a cabo por los ejércitos napoleónicos en 1811. De todas y cada una de estas actuaciones han quedado una gran cantidad de indicios tanto arqueológicos como documentales o cartográficos."


Al hilo de la Yayyan conquistada," los señores de Santisteban, los Benavides llegaron a ostentar ―primero de forma vitalicia y más tarde con carácter hereditario― el cargo de Caudillos mayores del obispado de Jaén, con importantes funciones militares como capitanes y guías que eran de las tropas organizadas en todas aquellas villas y ciudades para luchar contra las fuerzas hostiles a Castilla, fundamentalmente los musulmanes del reino de Granada.  El oficio surgió con la misma conquista de las tierras jiennenses por Fernando III el Santo, como “Caudillo mayor y frontero del reino de Jaén”, y sus titulares ―capitaneando los pendones de los concejos del Santo reino― prestaron grandes servicios a la Monarquía castellano-leonesa en numerosos hechos de armas. El caudillo mayor, en palabras de Alfonso X el Sabio recogidas en las Partidas, se ejercía por «esfuerço, maestría e seso», decantándose claramente, entre esas tres formas de acceso por la última, es decir, por la inteligencia y el conocimiento del oficio. Salazar de Mendoza completa esta visión alfonsí añadiendo que el caudillo «…ha de ser muy esforzado, valeroso, noble, magnífico, notable, estrenuo y claro». Así debieron ser considerados estos Benavides, señores de Santisteban del Puerto, que en vida habían ganado sucesivamente la confianza de los monarcas castellanos para ocupar este cargo y oficio de Caudillo mayor del reino de Jaén, uno tras otro, ostentando el oficio de manera vitalicia a lo largo de la Edad Media y, con el tiempo ―a partir de los Reyes Católicos, tras la rendición de Granada―, como dignidad vitalicia en el seno del linaje."






























Arriba el Alcázar Nuevo cristiano, abajo la gran medina conformada entre los siglos XI y XIII; anochece en el Reino de Jaén…


Ficha de la actividad:

VALOR QUE APORTA LA INVESTIGACIÓN
Divulgar para conocer y proteger el Patrimonio Histórico de la ciudad de Jaén.
FECHA Y HORA
28/09/2018 18:30
LUGAR
Castillo de Santa Catalina. Castillo de Santa Catalina, Jaén, España
GRUPO / DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIÓN
Área de Historia Medieval, Departamento de Patrimonio Histórico.
Investigador anfitrión: Juan Carlos Castillo Armenteros.

Créditos: El segundo texto en cursiva es de la autoría de Antonio Sánchez González, el primer texto en cursiva y la última fotografía es de la Fundación DesQbre. 
Con anotaciones del Profesor Juan Carlos Castillo Armenteros.