martes, 30 de mayo de 2017

Sucede en apenas un suspiro




Sucede en apenas un suspiro, se empieza una Salve
 y se salta: hasta lo más alto, hasta el cielo.

Su nombre se corre de boca en boca,
traspasa el templo: puerta por puerta, calle por calle.



Ha nacido una Mayordomía: no es alegría, 
es algo que solo un santistebeño sabe sentir
 pero no explicar.

Bajada de Santa María, portándolo, 
el pueblo se abre como un manto al paso; 
se ríe, se llora. Se sueña.

Espera una casa, rica o humilde. 
Y se prepara una habitación:
la más digna, la más noble.
Permanecerá abierta ese año
 y sin embargo siempre se
nombrará por su recuerdo

Sucede en apenas un suspiro.

Gabriel Carrasco Hurtado. Pascuamayo,2017